trebol-de-3-hojas

La organización trébol. (Charles Handy)

Con ocasión del Congreso Mundial de Dirección de Personal, celebrado en Madrid en junio de 1992, pudimos escuchar a Charles Handy hablar acerca del  «core business» y de la «organización trébol»:

«Ahora el trabajo consiste en hacer sólo lo que realmente es indispensable. Y contratar otras personas para hacer cosas que no importan tanto. Tengo un pequeño símbolo para describir esto: el trébol, el emblema nacional irlandés. Tiene tres hojas en una sola. San Patricio lo utilizaba para definir a Dios: tres personas pero un solo Dios. Yo lo uso para describir una organización: tres tipos de empleados y una sola compañía. Los trabajadores principales, los que son indispensables, son la primera hoja. La segunda es el apoyo que obtenemos contractualmente de todas las pequeñas empresas a las que encargamos actividades que no tenemos que hacer nosotros mismos con nuestros empleados. La tercera es la ayuda que solicitamos, la ayuda profesional que contratamos… Es mucho más barato contratarlas sólo cuando son realmente necesarias. Este es un tipo de ayuda contratada. El otro tipo de ayuda lo forman los trabajadores temporales».

Charles Handy distingue el núcleo central (core business) como el conjunto de personas más selecto, más reducido, mejor pagado y más productivo: son los que verdaderamente entienden el negocio. Las otras dos hojas del trébol son, por un lado, los trabajos externalizados hacia empresas especializadas y, por otro, los trabajos temporales que se contratan por un tiempo definido ante puntas de trabajo o cobertura transitoria de vacantes.

Los primeros (core business) aportan el valor añadido al producto o al servicio que se presta. Son también los más competentes en cada negocio, los que innovan y los que se ocupan del medio y largo plazo: los estrategas.

La segunda hoja la forman las empresas subcontratadas para elaborar una parte no esencial del producto o servicio. Al final del trabajo no queda ningún vínculo contractual ni con la empresa subcontratada ni con sus trabajadores. Son proveedores especializados en algo que conocen a fondo y a lo que se dedican de pleno, por lo que, muy probablemente, lo hagan bastante mejor y más barato que la empresa contratante. Son profesionales específicos que han alcanzado una mejor competitividad y, por ello, es más lógico externalizar a través de ellos esos trabajos especializados.

La tercera hoja, ya analizada más arriba, la forma el personal que se contrata por un plazo de tiempo determinado, tras el cual se extingue la relación contractual.

Todo apunta, a la vista de lo acaecido durante los años de nuestra aún actual crisis, a que esta predicción, que Charles Handy hizo ahora 21 años, empieza a cumplirse. Las empresas tienden a no volver a caer en el error de cargarse con elevados costes fijos y a dotarse de mecanismos de flexibilidad con los que sortear mejor los constantes cambios del entorno. Todo indica que estamos entrando en la nueva era de la “organización trébol”.

…………………………………………………………

1 Handy, Charles (1992). «Claves de la dinámica del mundo laboral de los noventa», recogido en el libro de ponencias del Congreso Mundial de Dirección de Personal y editado bajo el mismo título del congreso La dimensión humana de la empresa del futuro, Deusto, Bilbao.